domingo, 27 de mayo de 2012

Ironman Lanzarote 2012, la cronica


Ironman 2012, by Toño.
El despertador suena a las 4 y media, la batalla empieza en 2 horas y media. Queda mucho
tiempo, pero como siempre, este tiempo pasará volando.
Desayuno, poca cosa. Yoghurt con copos de avena y un trozo de bizcocho de gofio con frutos secos, que como es habitual en los últimos años, me lo hace el amigo Rabel.
 Bajamos a boxes a colocar todo un poco. Son las 5 y algo y esto es ya un hervidero de gente.  Subimos por ultima vez al apartamento, para visitar el baño por ultima vez. Nos ponemos el neopreno y pa la playa.
  No lo he visto aún, pero sé que me observa. Escondido entre los casi 1700 participantes estará metido, agazapado,  esperando que yo flojee por algún lado.  Este año como los anteriores, será mi máximo rival.
 A las 7 en punto, tras despedirme y desear suerte a los compañeros, pistoletazo de salida y todos al agua, mariquita el ultimo.
 Salgo tranquilo, a mi ritmo. No veo medusas, me extraña pues el día antes anunciaban que habían bastantes.
Primera vuelta acabada, ya empiezo a agobiarme. En mitad de la segunda me dan arcadas, mi mayor rival pesa como una losa sobre mis hombros. Tengo que aflojar el ritmo, mas aún.
Salgo del agua dando tumbos, la mayor de mis pesadillas ha vuelto, estoy mareado.
 Transición y para la bici.  En la salida de Pto del Carmen, tengo  que parar . Un coche de los mecánicos para junto a mí a ver si tengo problemas. Vomito y sigo. Ya veo doble y la sombra del abandono sobrevuela mi cabeza.
Pienso en el 2006, el año que me retiré y me digo que esta vez no pasará lo mismo.
Llego a Pto del Carmen, lo he logrado, sigo mareado y me noto deshidratado, pero sé que ahora sí, poco a poco lo acabaré.
Hago la primera vuelta, la larga, a un ritmo bastante bueno para como me encontraba. Pero en las 2 siguientes , el estomago, la cabeza y las piernas, que se unieron al baile, dijeron basta. Pero al final llegamos a un acuerdo y empezamos a caminar y correr, caminar y correr, como a principios de temporada.  Me ayuda el ver a mi hija Tania en uno de los avituallamientos, la aguadora mas guapa del Ironman.
Al final veo la recta de meta, Adrián y Tania ya me esperan. Cruzo con ellos, he vencido de nuevo al mareo (mi gran rival todos los Ironman) y mis miedos al agua.   13 horas, lejos del primer objetivo, pero dentro del segundo, la supervivencia y acabar.
Veo al amigo Alex (el patas) que se tuvo que retirar, pero hace de improvisado  fotógrafo.
Ahora toca esperar a los amigos (Tante, Eli, Gustavo, Ari, el primerizo) que menos que esperarlos y darles un abrazo, se lo han merecido.  Con ellos he compartido estos años y anteriores momentos inolvidables.
El domingo, cena de entrega de trofeos. Subo a recoger mi medalla y un polo conmemorativo por haber finalizado 5 veces en Lanzarote.
 Este año por fín, mi tierra me enseña por que su Ironman es considerado el mas duro del mundo. 
                         Hasta mayo del 2013,,,,,,,,,,,,,,,,,,,, Toño.

5 comentarios:

  1. Felicidades. 5 veces ya, eres un crack!!!

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena toño. Ser finisher no se dice todos los dias y 5 veces, es de supercrack.

    Un saludo

    ResponderEliminar